Thursday, October 25, 2012

Entrevisto a Dramaturgos: Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio



Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio

Adonde nacistes?

Guadalajara, Jalisco.

Adonde vives ahora?

Xalapa, Veracruz.

Háblame sobre "I Hate Fucking Mexicans."

En términos formales es una obra fuera de corpus, pues no hace un estudio formal sobre la estructura del personaje como casi todas mis obras. Cuando Ana me pidió una obra para NY preferimos esta por lo que tiene para establecer un diálogo con ustedes, contra la opción obvia de mandar una obra representativa como business card. Es una obra que acá en México siempre ha desatado reacciones encontradas, o gusta mucho o la odian y dicen que soy un pelmazo y que no debería volver a escribir. No me interesa que el público diga de mis obras que son bonitas, de ser así tejería suéteres de acrilán, lo que me interesa es mover al espectador de su asiento, si eso implica que se sienta mancillado, pues qué marica. Para mí el teatro es un hecho político, no de la inmediatez política, sino de la otra, la de un hombre valiente, que es el actor, que asume las palabras de un cobarde, que es el dramaturgo, para confrontar a su comunidad, que es el público. No creo que se puedan nombrar actos más políticos que este.

En que estas trabajando ahora?


Este año, paradójicamente, he escrito mucho. En marzo estaba iniciando los estudios para el transplante y me dejó mi esposa por un pendejazo, así que tuve que reordenar el plan y regalé a todos mis perros, que eran mi adoración. El caso es que me quedé más solo que un menón en el semáforo. Y fue para bien, porque desde la cama he podido trabajar ampliamente. Terminé la primera parte de una trilogía en colaboración con Ana Lucía Ramírez, escribí los primeros cinco capítulos de una serie teatral policiaca y terminé el primer borrador de mi libro sobre teoría del personaje.

Cuéntame una historia de tu niñez que explica quien eres como escritor o como persona.


Yo decidí a los ocho años ser escritor. Entonces ya me preparaban para ser hermano marista y le escribía poemas a la Virgen María. Como soy hijo de dos sicópatas, me escondía en mi armario con una lámpara para leer, y leía mucho, sobre todo poemas decimonónicos y novelas de piratas. El primer narrador a quien envidié, al grado de querer escribir como él fue a Joseph Conrad. Al drama llegué tarde, a los treinta años fue cuando comencé a escribirlo con intenciones formales. Realmente yo lo que quise fue ser novelista, como Conrad, pero mis novelas no le gustaban a nadie. Desde hace años ya casi no leo, solo escribo.

Si pudieras cambiar algo del teatro, que seria?


No entiendo la pregunta. En estos trece años como dramaturgo ya propuse dos modelos diferentes de escribir para el teatro que en mi país y otras partes me imitan por todos lados. Primero desarrollé un modelo donde todo parte de la nada y se presenta el mínimo de actores y elementos escenotécnicos. El otro es un modelo que tiene mucha relación con el lenguaje del cómic para lograr todo lo contrario: desarrollar una obra con el máximo de situaciones, personajes y cortes diacrónicos en hora y media, la idea es llegar a la novela en la escena. Soy muy ignorante del teatro, por lo que estoy seguro que ninguno de los dos los inventé realmente, que antes alguien debió hacerlo, pero en mi arrogancia prefiero creer que soy un genio que logró dos veces lo que prácticamente nadie ha hecho ni una vez.

Quienes son o fueron tus héroes teatrales?


Esquilo, Esquilo y Esquilo.

Que tipo de teatro te emociona?
Realmente yo no veo teatro. Tengo problemas para socializar y sentarme entre un puño de desconocidos y reírme de lo que ellos se ríen y llorar con ellos. No son problemas fuertes, solo prefiero no hacerlo.

*Después que la comunidad de artistas Mexicanos recaudo $20,000 de los $30,000 que Legom necesita para un transplante de riñón en México, un grupo de artistas en Estados Unidos lanzo una campana para recaudar los restantes $10,000. Hasta ahora, $4,366 han sido donados. Para donar, por favor visite: www.indiegogo.com/legomproject.

No comments: